EL TERRAO - Dos urbanitas en el campo

Damos la bienvenida a todas aquellas personas que disfrutan simplemente con el canto de un pájaro, la vista de un atardecer, el crecimiento de una planta, los paseos por el campo, el diseño de un jardín... en definitiva los amantes de la vida natural ...

DOS URBANITAS...

SIGUEN "EL TERRAO"...

TRADUCTOR

miércoles, 27 de abril de 2016

CREMA DE NABO Y PATATA CON HABITAS TIERNAS Y ACEITE DE HINOJO

        Ésta es una receta de aprovechamiento, o sea, no sabemos qué hacer para comer, o no lo tenemos previsto, y tiramos de inventiva. Miramos en la nevera y en la despensa, echamos un ojo a lo que hay en la huerta y elaboramos un plato rico con lo que tenemos a mano.

        Vamos allá. Necesitamos:

        - Uno o varios nabos de mesa dependiendo del tamaño y de los comensales. Yo he utilizado uno grandecito pero tierno.
        - Lo mismo para las patatas. Utilizo igual cantidad de patatas que de nabo.
        - Un par de cebolletas frescas.
        - Un puerro.
        - Un manojito de ajetes tiernos.
        - Un par de zanahorias.
        - Una o dos lonchas de queso de fundir.
        - Un chorrito de nata culinaria.
        - Un puñado de habitas tiernas.
        - Otro puñado de hojas frescas de hinojo.
        - Queso tipo parmesano rallado.
        - Aceite de oliva.
        - Sal.
        - Pimienta negra recién molida.
        - Agua.
        - Ritmo y ganas de que le guste al otro o la otra.

        Manos a la crema.

        En la misma olla en la que vamos a cocinar la crema, ponemos un fondón de buen aceite de oliva virgen extra (si es de nuestros olivos, mejor que mejor) y pochamos ahí la cebolleta, el puerro, la zanahoria y los ajetes picaditos. Salamos en su proporción.

        Cuando empiecen a estar tiernos, añadimos el nabo y las patatas en cachelos, echamos su porción de sal y rehogamos convenientemente.

        Agregamos agua hasta cubrir, no más, subimos el fuego y llevamos a ebullición removiendo para que no se pegue. Cuando hierva, mantenemos ese fuego durante un par de minutos y luego lo bajamos para conseguir el chup-chup de la abuela. Lo dejamos tranquilo durante unos quince minutos.

        Mientras tanto, lavamos las habitas, las blanqueamos brevemente en agua hirviendo, las secamos y las salteamos un poco en un pelín de aceite. Reservamos.

        Pasado ese cuarto de hora, añadimos el queso lonchas removemos y dejamos hervir otros diez minutos más o menos.

        En tanto que transcurre ese tiempo, nos servimos una copita de vino de la tierra con una tapita de embutido ibérico del bueno para ir haciendo boca. Agarramos el hinojo, lo ponemos en un vaso batidor, lo bañamos en bien de aceite del bueno y lo trituramos bien.

        Cuando lo que hay en la olla está tierno, lo retiramos del fuego y lo trituramos bien (a mí me gusta que tenga cierto grumo, no mucho). Añadimos un chorrete de nata y volvemos al chup-chup otros cinco minutos a fuego mínimo.

        Probar de sal (soplando que quema y mucho), rectificar si es necesario y servir en plato hondo o cuenco. Añadir las habitas salteadas, el parmesano rallado, la pimienta al gusto, y un chorrito del aceite de hinojo en crudo.

Crema de nabo con habitas al aceite de hinojo


        Pues listo, ¡¡¡ QUE APROVECHE !!!
 

miércoles, 21 de octubre de 2015

CREMA DE CALABAZA AL TOMILLO EL TERRAO


Bodegón para la crema de calabaza

INGREDIENTES:

        - Calabaza (como 3/4 de kilo aproximadamente para 5 0 6 personas).
        - 1 cebolla grande.
        -  El blanco de un puerro.
        - 1 patata.
        - Algo de zanahoria al gusto.
        - 3 ó 4 ramitas de tomillo.
        - 1 ó 2 quesitos.
        - Un chorrito de crema de leche o nata líquida.
        - Aceite de oliva virgen extra.
        - Una cucharadita de mantequilla.
        - Sal.
        - Unos curruscos de pan frito (opcional).
        - Pimienta negra recién molida (opcional).
        - Queso parmesano rallado (opcional).

MANOS A LA OBRA:

        Poner en la olla un fondón de aceite y rehogar en él la cebolla picada y el puerro con la zanahoria a fuego suave hasta que se pochen pero sin dorarse. Pizca de sal. Meter la mantequilla. Añadir la calabaza troceada y la patata en cachelos. Pizca de sal y rehogar convenientemente. Poner también las hojas de un par de ramitas de tomillo.

        Cubrir con agua y llevar a ebullición bajando el fuego a continuación cocinando al "chup-chup" durante 15 a 18 minutos aproximadamente.

        Añadir los quesitos para que se fundan.

        Sacar del fuego y dejar templar un poco. Triturar bien. Verter un chorro de crema de leche o nata líquida al gusto. Llevar otra vez a ebullición a fuego suave un par de minutos.

        Servir acompañada de unos curruscos de pan frito, un poco de pimienta molida, parmesano rallado y una ramita de tomillo.

La crema de calabaza en la mesa


¡¡¡ Que aproveche !!!

lunes, 12 de octubre de 2015

LA HUERTA DE OTOÑO (1)


LA HUERTA DE OTOÑO
EL DISEÑO DE LA HUERTA
CULTIVOS DE OTOÑO-INVIERNO
FECHAS DE SIEMBRAS Y PLANTACIONES OTOÑALES


Desde mediados de verano comenzamos a planificar
los cultivos que estarán presentes en la huerta durante los meses más fríos del año.
Tenemos que ir diseñando la huerta y determinar qué cultivaremos y qué lugar del terreno destinaremos a cada cultivo.



No es tarea sencilla, ya que,
cuando comencemos con las siembras y plantaciones
de los cultivos de otoño-invierno,
todavía tenemos buena parte del terreno
ocupado por la huerta de verano
(tomates, pimientos, berenjenas, calabazas...)


Zona ocupada por las tomateras


En el diseño de la temporada otoñal tenemos que jugar 
con las zonas libres del huerto...
Gracias al clima de Badajoz las matas de tomate aguantarán hasta mediados de octubre...


Cosecha de variedades de tomates (Octubre)

...y las matas de pimientos, berenjenas y calabazas
permanecerán en el huerto hasta las primeras heladas.


Pimientos ñoras madurando en octubre


Cosechamos variedades de pimientos (Octubre)

Con lo cual estas zonas del huerto están ocupadas 
normalmente hasta noviembre.


Calabaza en la mata (Octubre)


Por todo lo expuesto anteriormente,
las zonas del huerto que han estado "descansando" y regenerándose durante el verano, 
serán las primeras que utilizaremos en las plantaciones
de cultivos de otoño.

Más adelante,
iremos rellenando las zonas que vayan quedando libres,
de manera que la mayor parte del huerto esté ocupado
y en funcionamiento también durante el otoño-invierno.


¿Qué cultivaremos durante el otoño?

A finales de agosto compramos los plantones
en un vivero de la zona.
Brócolis, coles lisas y rizadas, lombardas, coliflores,
lechugas, escarolas...


Plantones de lombarda


Plantones de coles lisas y rizadas



Plantones de lechuga



Plantones de escarola



Una vez que tenemos los plantones
y que hemos determinado el lugar del huerto donde colocaremos
las pequeñas plantitas...
...preparamos el terreno alimentando la tierra con humus de lombriz...





...colocamos las lineas de riego por goteo...





y realizamos las primeras plantaciones la última semana de agosto.
...




Los días de sol, la tierra bien alimentada,
los abundantes riegos y nuestras atenciones y cuidados constantes, hacen que las pequeñas plantitas se desarrollen fuertes y sanas.

Así están a principios de octubre...

Coliflor


Lombardas, coles y coliflores

Al ritmo de crecimiento que llevan 
podremos comer coliflores en navidad...

¡¡¡Eso esperamos!!!


...
En otra ocasión os hablaremos de otros cultivos 
de la huerta de otoño invierno
(ajos, ajetes, remolachas, rábanos, espinacas...)

También os mostraremos como se desarrollan nuestros cultivos
y como escalonamos las siembras y plantaciones
para poder disponer de cosechas durante toda la temporada invernal.


...
Nos gustaría saber cuales son los cultivos que tienes en tu huerto y
cómo y cuando realizas las plantaciones.
 
 
Esperamos vuestros comentarios.
¡¡¡Muchas gracias por visitarnos!!!




martes, 26 de mayo de 2015

CÁRABO COMÚN - CONTACTOS NOCTURNOS.




Los pájaros de El Terrao VIII. 



Strix aluco


        Me gusta salir de noche a pasear un rato por el campo.. No me importa que haga frío o buen tiempo. Lógicamente, si la temperatura es buena, el paseo es más largo.



Olios argelasius


        Siempre ves algo, siempre descubro algo nuevo. Últimamente me he aficionado a los pequeños bichos nocturnos, ya sabéis, insectos, arañas y demás. Disfruto fotografiando lo diminuto, aunque también se ven otros animales de la noche, erizos, sapos, mariposas, ...

Erinaceus europaeus


Thomisus onustus
 
        Y escuchar la noche, me encanta gozar con los sonidos de la noche. Hay pájaros que cantan de noche, o que anuncian el final del día o el amanecer.

        Cuando canta el mirlo (Turdus merula) y maúlla el mochuelo (Athene noctua) el sol ya está desapareciendo por la raya de Portugal. También los alcaravanes (Burhinus oedicnemus) y el chotacabras pardo (Caprimulgus ruficollis) con su "paca-paca".

        Ya de noche cerrada, entre el chirriar de los grillos, la lechuza  (Tyto alba) pone el toque tétrico y tenebroso y se oye, lejano, algún autillo (Otus scops). El ruiseñor (Luscinia megarhynchos), que no duerme, no para de gorjear.

 



        Mientras, yo a lo mío, cámara en mano, como una prolongación del ojo, fotografío todo lo que encuentro interesanto o bello. Arañas, caracoles, plantas, ...

        Estando en eso, entre los cientos de sonidos de la noche de El Terrao, distingo uno que no conozco, cerca,muy cerca, una llamada trémula, aguda, como de un pollo de algún tipo de ave, seguido de otro sonido más fuerte que, aunque no sabía de qué animal provenía, me resultaba familiar por haberlo oído otras noches. Era como un ladrido corto, "guá-guá, dos veces, y después, "guá-guá-guá", tres veces.

        Giro la cabeza y, con ella, la linterna frontal, y ... la gran sorpresa, a escasos cuatro metros de mí, en las ramas de uno de los grandes pinos piñoneros del jardín, sobre mi cabeza, tres hermosos ejemplares de cárabo común (Strix aluco), dos pollos (los que piaban) y un adulto (el que ladraba). Mirándome fijamente, con esos ojos de carbón mineral, brillantes, sin parpadear, como yo, los pollos movían la cabeza arriba y abajo más curiosos que nerviosos. El adulto, manteniéndome la mirada, seguía llamando a sus hijos.

Strix aluco


        Sin pensarlo dos veces empiezo a disparar la cámara, sin ni siquiera intentar cambiar el objetivo, un 85 mm macro. Muchas salieron mal, otras aceptables, y alguna bien. después de retocarlas un poco y aplicarles algo de recorte, puedo presentaros al cárabo, a la familia de cárabos, de El Terrao.

Strix aluco


Strix aluco


        Después de un rato, poco, aunque no se iban, seguramente porque los pollos, inconscientes por su juventud, no se movían de su rama, decido dejarlos en paz para que puedan cazar algún roedor y tomar su ración diaria de alimento.

        Cuando regreso a casa, un sonrisa de tonto no se me borraba de la cara, yo creo que no se me quitó en toda la noche. Estaba entusiasmado, ¡ qué gozada !

         Fue entonces cuando recordé que el día antes recogí varias egagrópilas, posiblemente de rapaz nocturna, al lado de unos excrrementos blancos, líquidos, típicos de las rapaces.


Strix aluco



        Posiblemente eran de ellos, porque había muchas, al lado del porche de casa, al pie de un gran pino y un naranjo. No sé dónde tienen el nido, ni quiero saberlo, que vivan su vida en paz para que podamos disfrutar de ellos y con ellos. Se me cae la baba con el peluchete volandón.

Strix aluco


        Son experiencias que no se olvidan en la vida. Espero que a ellos, tampoco. Aquí tienen su casa y confío en disfrutar de su compañía durante mucho tiempo. Fijáos como mira con curiosidad este pequeñín.


Strix aluco


        El adulto, vigilante, mira hacia un lado.


Strix aluco


        Observa el otro lado.


Strix aluco


        ¡ Y ME MIRA !


Strix aluco

viernes, 1 de mayo de 2015

FIN DE LA HUERTA DE INVIERNO

Estos son algunos de los cultivos
que fueron plantados en el huerto en otoño-invierno.

Brócolis, romanescus, coliflores, escarolas
y algunas variedades de lechuga, están tocando a su fin.


Col rizada
COL RIZADA





ESCAROLA
ESCAROLA



COLES y LOMBARDAS
COLES y LOMBARDAS


Los ajos, plantados en diciembre,
aún permanecerán en tierra hasta finales de primavera.


AJOS ELEFANTE
AJOS ELEFANTE

 ... La huerta de invierno va terminando
y da paso a los cultivos de verano.

Preparamos el terreno aportando compost y humus de lombriz...


Añadir leyenda

... las pequeñas plántulas de nuestros semilleros están esperando que las llevemos a tierra.


TOMATERA EN SEMILLERO
TOMATERA




El ciclo de la vida continua...
tomateras, matas de calabacín, pimientos, berenjenas, pepinos...
ocuparán a partir de ahora el terreno.








Muchas gracias por visitar nuestro huerto.
¿Qué te pareció?

¡¡¡Vuelve pronto por aquí!!!

martes, 28 de abril de 2015

MIGAS EXTREMEÑAS


Migas para comer.

        Normalmente, las migas se consumen como desayuno o a media mañana, pero, hacedme caso, como plato principal en la comida, aprovechando lo que hay en el armario y la nevera, no tiene precio. Así que, seguimos con la cocina de aprovechamiento, no por ello menos rica.

        Necesitamos, en cuanto a utensilios, un bol grande, un paño limpio, una perola amplia, si es de las de hierro mucho mejor. Una espumadera fuerte, que pese, y, lo de siempre, cuchillo, etc.

        Ingredientes:

        - Un buen pan "asentao", con buena miga.
        - Un poco de agua.
        - Sal.
        - Un buen aceite de oliva, no mucho.
        - Pelín de manteca de cerdo.
        - Varios dientes de ajo castaño, de Aceuchal a ser posible.
        - Pimiento rojo.
        - Panceta ibérica de buena veta.
        - Algo de tocino ibérico.
        - Chorizo "colorao" ibérico.

        Opcional, sardinas asadas y aceitunas "machaítas".

        Manos a la cosa.

        Comenzamos la noche antes cortando el pan en lascas finas que vamos humedeciendo con agua con sal capa tras capa.






        Cuando tengamos la cantidad adecuada al número de comensales (siempre hay que preparar algo más pues al olor acuden los depredadores), tapamos con un paño limpio y dejamos reposar toda la noche.












        Al día siguiente, día de autos o día D, con la suficiente antelación al acontecimiento, ponemos a calentar un buen fondón de aceite y, cuando esté caliente, pero no demasiado, echamos los ajos, cantidad al gusto pero sin escatimar, los doramos más que freirlos, y los sacamos y reservamos.









        A continuación, freímos los pimientos, no demasiado, cortados en trozos medianos, de bocado. Sacamos y reservamos.





         Acto seguido, pasamos ligeramente por el aceite nuestra panceta ibérica. Pasamos también un pelín el tocino ibérico, "ná", sólo que coja color. Sacamos y reservamos.









        Finalmente freímos, muy poco, el chorizo ibérico. Lo sacamos y lo ...








        Ahora añadimos una cucharada de manteca de cerdo al aceite, éste es el truco para que las migas estén suaves y ricas, y echamos el pan en la perola.






        Ahora es cuando viene lo bueno, hay que tirar de brazo, espumadera en mano hay que ir machando y picando el pan, migándolo todo por igual, dándole vueltas y vueltas y picando hasta que esté dorado.









        En ese punto, agregamos los ingredientes que habíamos reservado. Y removemos, y removemos, para que se mezclen los sabores y las migas "se suelten".









        Servimos añadiendo las sardinas que habremos asado en el último momento y acompañamos de unas aceitunas "machás" (que esta vez no teníamos) y un buen vino de la tierra.



         Y aquí paz y después gloria, ... y siesta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...